Beneficios del lifting de pestañas

Los días son cada vez mejores y las temperaturas cada vez más altas. Estamos pensando en las vacaciones y la playa, pero también en cómo proteger nuestra piel del sol y el agua salada. No importa nuestra edad o color de piel. Durante el calor o el verano, la dermis siempre debe cuidarse adecuadamente.

Puedes usar ropa para mostrar más de tus virtudes ahora, disfrutar de algunos tratamientos corporales rejuvenecedores o eliminar esas imperfecciones que realmente no te gustan. No te escondas detrás de una falda o un bañador de una pieza, aunque te recomiendo llevar unas buenas gafas de sol para protegerte del sol.

Es importante que protejas tu piel del sol porque puede verse muy afectada si te expones de forma inadecuada a los rayos UV. Es cierto que el sol nos aporta vitamina D, que tiene beneficios para la salud (por ejemplo, se dice que es un antidepresivo), pero todo depende del tiempo que estemos bajo sus efectos. Todos los extremos son malos, dicen. En este caso, puede derivar en manchas, arrugas o un preocupante cáncer de piel.

Consejos esenciales para el cuidado de la piel por el calor y el sol:

Factor de protección solar
Primero, elige un buen factor protector y aplícalo antes de salir. En cuanto a lo que es mejor para ti, considera el color y la sensibilidad de tu piel. Y tus objetivos: si te gusta broncearte o no.

Cuándo exponerse al sol
Te recomiendo que trates de mantenerte alejado del sol durante las horas centrales (es decir, entre las 11 a. m. y las 4 p. m.).

Vuelva a aplicar la crema
Pero un poco de crema por la mañana no es suficiente. También debes cambiar el factor de protección cada 2 o 3 horas dependiendo de la temperatura, la actividad que estés realizando o tu ubicación.

No olvides que los labios requieren productos especiales (hay labiales o bálsamos específicos) y que los lunares y las pecas están protegidos como el resto de la piel.

Zonas del rostro que debes protegerte del sol
Aunque el día esté nublado, no olvides protegerte del sol, especialmente en las zonas más “obvias” como el rostro, el escote, el cuello y las manos. Llevar gorro o bufanda, recordar llevar gafas de sol y llevar ropa adecuada (por ejemplo, evitar ropa oscura o muy ajustada).

Hidratar
La hidratación es fundamental en esta época del año. Tan importante como proteger tu piel del sol con la crema adecuada es prestar atención a las señales de tu cuerpo de que necesitas agua.

Esto se debe a que a altas temperaturas nos deshidratamos y necesitamos recuperar los líquidos perdidos. Esta hidratación, además de mejorar las funciones internas del organismo, también se manifiesta en la piel. Aproveche el clima cálido bebiendo mucha agua, jugo, yogur y té verde frío. También disfrute de ensaladas frescas y comidas que no requieran mucha cocción.

Fuente: https://arquesclinic.com/como-cuidar-la-piel-del-calor/

0
    0
    Tu carrito
    Vaciar carritoVolver a la tienda
      Calcular Envió
      Aplicar cupón