Limpieza facial e Hifu

En el centro de estética Las Termas Burgos os contamos en nuestro blog todo lo que debes saber sobre la limpieza facial e Hifu.

¿Qué es una limpieza facial profunda y cuando realizarla?

A veces, al mirarnos al espejo, notamos nuestra piel apagada, de aspecto un poco enfermizo y sin brillo. Es muy posible que nos esté pidiendo a gritos una limpieza facial para eliminar las impurezas y suciedad acumulada, y recuperar el aspecto de buena cara.

La acumulación de impurezas, tanto las que son propias de la piel como las que nos rodean en ambientes de polución y contaminación, provoca, además, envejecimiento prematuro.

Son diferentes los factores que influirán en la frecuencia con la que debemos realizarnos una limpieza facial profesional, atendiendo fundamentalmente a nuestro tipo de piel. Las pieles grasas son más tendentes a los puntos negros y necesitarán un mayor número de limpiezas profundas, así como las pieles deshidratadas. Lo ideal, para una piel bien atendida y confortable , es realizar una limpieza justo antes de cada cambio de estación.

Naturalmente, el primer paso para mantener la salud de la dermis es la rutina de limpieza diaria en casa.

Limpieza facial con ultrasonidos

Entre las opciones de técnicas de higiene facial menos agresivas, podemos optar por el tratamiento de limpieza para el cutis con ultrasonidos.

Esta limpieza profesional profunda consiste en la aplicación de ultrasonidos y vibraciones ligeras sobre la piel, a través de una espátula de acero quirúrgico, lo que favorece una eliminación de puntos negros y grasa altamente eficaz, provocando una ligera exfoliación.

La espátula se desliza suavemente sobre la piel húmeda, permitiendo una limpieza mucho más profunda que con las técnicas tradicionales.

Tras desmaquillar el rostro, se aplica un serum base con 3 mezclas: antiedad, iluminador e hidratante por toda la piel a tratar. A  continuación notaremos el movimiento de la espátula por la cara, ejerciendo leve presión. La vibración es ligera y en absoluto resulta molesta. Generalmente es necesario insistir más en zonas propensas a la acumulación de impurezas, como las aletas de la nariz y la barbilla. La profesional irá eliminando las impurezas con un algodón a medida que son extraídas.

Unido al efecto limpiador, el tratamiento con ultrasonidos produce un calor interno que ayuda a aumentar la producción de colágeno, regenerando la piel, por lo que tras la limpieza podemos notar un cierto efecto tensor, contribuyendo a difuminar los primeros signos de la edad. De inmediato notaremos un cutis más luminososuave unificado.

HIFU

El HIFU (siglas en inglés de ‘ultrasonido focalizado de alta intensidad’) es una técnica de medicina estética cuyo objetivo es eliminar la grasa localizada y reducir la flacidez mediante ablación térmica. Este tratamiento funciona mediante la aplicación de un haz de ultrasonido de alta frecuencia y energía que, mediante un efecto lupa, actúa sobre las capas profundas de la piel sin dañar las superficiales.

La concentración del ultrasonido aumenta la temperatura de la zona tratada a unos 65-75 grados. El aumento de temperatura hace que la grasa comience a deshacerse para que después sea eliminada de forma natural a través del organismo. Asimismo, el HIFU estimula la producción de colágeno y elastina, consiguiendo que la piel se tense y tonifique.

El HIFU se puede usar en varias partes del rostro y el cuerpo:

  • Rostro: se aplica habitualmente en la zona de la papada, el mentón, la frente y los ojos.
  • Cuerpo: se aplica en brazos, cartucheras, abdomen, interior de los muslos, zona superior de la rodilla y flancos

El HIFU no se puede aplicar en:

  • Zonas con heridas abiertas, lesiones o acné severo.
  • Personas con marcapasos.
  • Personas con implantes o rellenos en la zona a tratar.
  • Embarazadas o mujeres en periodo de lactancia.
  • Personas con enfermedades cutáneas que puedan alterar la cicatrización, herpes simple o queloides.
  • Pacientes en tratamiento con anticoagulantes o con trastornos hemorrágicos.
  • Personas con enfermedades autoinmunes, diabetes o epilepsia.

Cómo Funciona HIFU

Cuando HIFU entra en contacto con la piel, la energía ultrasónica atraviesa la dermis y la musculatura superficial llegando a profundidades de entre 1.5 mm., 3 mm. y 4.5 mm., según el caso.

Genera un incremento de la temperatura del tejido que puede llegar de los 65 a los 75 grados, lo que causa de forma inmediata una contracción de las fibras de colágeno y elastina, con el posterior proceso de reestructuración.

A su vez, causa millones de puntos microscópicos de coagulación, que son los responsables de causar la respuesta proteica y celular con la remodelación del colágeno y la elastina.

Es importante resaltar el hecho de que la coagulación térmica es selectiva, por lo que siempre deja espacios intactos en el tejido colindante, lo que favorece la respuesta curativa del cuerpo.

HIFU trata las fibras de soporte del sistema aponeurótico superficial retrayendo, compactando y creando nuevas fibras que tensan, otorgan tonicidad y definen el contorno del rostro, rejuveneciéndolo de manera natural y preservando sus facciones.

Beneficios de HIFU

  • Puede usarse en cualquier tipo de piel, sin causar lesiones ni molestias.
  • No es fotosensibilizante, así que puede aplicarse en cualquier época del año.
  • No daña tejidos adyacentes a la zona tratada.
  • Ofrece mejores resultados que la radiofrecuencia, pues mejora la piel a largo plazo y trabaja en cada uno de sus estratos.
  • Da resultados muy similares a los ofrecidos por procedimientos quirúrgicos, puesto que puede eliminar arrugas en ojos, boca y frente de manera manual.
  • Minimiza las marcas de expresión que denotan envejecimiento, debido a la regeneración de colágeno y elastina, de manera natural.
  • Destruye de forma definitiva los adipocitos, por lo que elimina grasa permanente en abdomen, brazos, glúteos, piernas y cintura, previendo, además, la flacidez en el contorno corporal.
  • Requiere de pocas sesiones: basta con unas 3 para conseguir el resultado deseado.

El HIFU es indicado para:

  • Personas con flacidez de piel leve o moderada, en un rango etario de 30 a 60 años.
  • Pacientes con mayor grado de flacidez que no quieren o no pueden recurrir a una a cirugía.
  • Individuos con las cejas caídas, flacidez en las mejillas, región mandibular y cuello.

La Sesión Con HIFU

La aplicación de la terapia puede soportarse con facilidad y suele durar de 30 minutos a 2 horas. Sin embargo, hay que tener en cuenta que el nivel de dolor depende de cada persona.

Habitualmente, se sienten molestias cuando la energía es liberada, pero esto dura solo unos instantes.

En consecuencia, el paciente puede retomar sus actividades sin problemas, pues, en caso de producirse inflamaciones o enrojecimientos, desaparecerán luego de unas horas.

Cabe destacar que en algunos casos se puede experimentar una mayor sensibilidad u hormigueo al tacto. Esto es completamente normal y su efecto es temporal.

Los resultados finales se observan pasados 1 o 2 meses. Incluso, en algunos casos, no son visibles hasta los 6 meses.

Resultados De HIFU, Efectos Y Alcance Del Tratamiento

Este sistema permite tratar diversas patologías estéticas debido a que trabaja en distintos niveles sobre el tejido. Dependiendo de la capacidad de penetración, HIFU actúa sobre la dermis superficial, la profunda, el SMAS y la grasa subcutánea.

Con HIFU se obtiene:

  •  Tensado de la piel.
  • Mejoramiento del contorno del óvalo facial.
  • Incremento en la densidad del tejido.
  • Minimización de las arrugas.
  • Reducción de depósitos grasos, tanto corporales como faciales (HIFU en papada).
  • Rejuvenecimiento facial que preserva la naturalidad de los rasgos.
  • ·Retraso en la aparición de los primeros signos de la edad.
  • Prolongación de los resultados obtenidos con intervenciones quirúrgicas estéticas previas.
  • Minimización de hiperpigmentaciones.

    Contraindicaciones Del HIFU

    No se puede aplicar HIFU en:

    • Heridas abiertas o lesiones en el área del tratamiento.
    •  Acné severo o quístico en la zona a tratar.
    • Pacientes con implantes activos (marcapasos).
    • Personas con implantes metálicos, rellenos dérmicos o implantes en la área a trabajar.
    • Queloides existente o individuos con tendencia a desarrollarlos.
    • Gente que consuma anticoagulantes o tengan trastornos hemorrágicos o con disfunción hemostática.
    • Embarazos o períodos de lactancia.
    • Niños.
    • Pacientes con enfermedades sistémicas activas o cutáneas que puedan alterar la cicatrización.
    • Individuos con herpes simple.
    • Personas con enfermedades autoinmunes.
    • Diabéticos.
    • Epilépticos.
    • Gente con parálisis de Bell.

    Posibles Efectos Secundarios De La Aplicación De HIFU

    • Eritema en la zona tratada, la cual se va a las 2 horas.
    • Edemas leves después del tratamiento, que desaparecen después de 3 a 72 horas.
    • Molestias posteriores que se van después de 2  horas e, incluso, 2 días.
    • Hematomas leves causados por la rotura de los vasos sanguíneos del tejido blando. Se disipan en un periodo de 2 días a 2 semanas después de la aplicación.
    • Hormigueo transitorio.
    0
      0
      Tu carrito
      Vaciar carritoVolver a la tienda
        Calcular Envió
        Aplicar cupón